IpsumIpsum

Cyborgs

Bio

CV

MOON RIBAS es una artista vanguardista y activista cíborg catalana, más conocida por haber desarrollado el Sentido Sísmico, un sensor sísmico online implantado en sus pies que le permite percibir terremotos en cualquier parte del planeta a través de vibraciones y en tiempo real. Con el fin de compartir su experiencia, Ribas traslada su nuevo sentido al escenario. Ribas transpone los terremotos a sonido en su pieza 'Percusión Sísmica'; o a danza, en su pieza 'Waiting For Earthquakes'. En sus actuaciones la Tierra es la compositora o coreógrafa; y Ribas, la intérprete. El sentido sísmico de Moon también la permite percibir lunamotos, la actividad sísmica de la luna. Ribas cree que extendiendo nuestros sentidos para percibir el espacio exterior podemos convertirnos en 'senstronautas'. Este nuevo sentido le permite estar físicamente en la Tierra mientras sus pies están en la luna por lo que, en cierta forma, se encuentra en la Tierra y en el espacio al mismo tiempo. Desde el año 2007, Moon ha estado experimentando con la unión entre la tecnología y su cuerpo para explorar los límites de la percepción y experimentar con el movimiento de una forma más profunda. Algunas de sus investigaciones anteriores incluyen el Sistema de Comunicación Transdental, la Percepción 360º y el Speedborg. En 2010 co-fundó Cyborg Foundation, una organización internacional que tiene como objetivo ayudar a la gente a convertirse en cíborgs, defender el derecho de los cíborgs y promover el arte cíborg. En 2017 co-fundó Transpecies Society, una asociación que da voz a las personas con identidades no-humanas, defiende el derecho al auto-diseño y ofrece la creación de nuevos sentidos y nuevos órganos en comunidad.

NEIL HARBISSON es un artista contemporáneo y activista cíborg catalán, nacido en Inglaterra, más conocido por haber implantado una antena en su cráneo y haber sido reconocido como cíborg de forma oficial por un gobierno. La antena le permite percibir los colores visibles e invisibles, incluyendo infrarrojos y ultravioletas, a través de vibraciones audibles producidas en su cráneo, así como también recibir colores del espacio, imágenes, vídeos, música o llamadas telefónicas directamente en su cabeza a través de conexión a internet. Harbisson se identifica a sí mismo como cíborg, siente que es tecnología; y también como transpecie, ya no se siente 100% humano. Su obra artística investiga la identidad, la percepción humana, la conexión entra la vista y el sonido y el uso de la expresión artística a través de nuevos inputs sensoriales. En el año 2010 co-fundó la Fundación Cyborg con Moon Ribas, una organización internacional que tiene como objetivo ayudar a los seres humanos a convertirse en cíborgs, defender los derechos de los cíborgs y promover el arte cíborg. En 2017 co-fundó la Transpecies Society, una asociación que da voz a las personas con identidades no-humanas, defiende el derecho al auto-diseño y ofrece la creación de nuevos sentidos y nuevos órganos en comunidad.